de San Antonio
   Paseo Cuéllar 10-18. 50006 ZARAGOZA dirmensajero@teleline.es

LA MORAL CRISTIANA Y SUS CARACTERÍSTICAS

 

Características de la moral cristiana


En primer lugar, la moral cristiana es primordialmente el seguimiento de Jesús de Nazaret, es entregar la vida por las y los demás “no hay más amor que aquel que entrega la vida por sus amigos” es hacer aquí y ahora lo que Jesús hizo en su tiempo, la moral tiene que responder a los problemas de hoy que afectan la vida de la humanidad. Es por eso que la moral cristiana exige ser persona nueva para una nueva sociedad, es una exigencia de amor y entrega total al otro y a la otra.
Esta moral tiene sus características.


a) Persona nueva: para seguir a Jesús es necesario ser una persona nueva y convertida (Lc 6, 41), es necesario escuchar su llamado y nacer de nuevo (Jn 3,3), es necesario adoptar sus valores y actitudes, ser de corazón limpio compasivo y misericordioso, que siente el dolor de los y las hermanas y tiene sed y hambre de justicia(Mt 5,3-10). No se puede actuar juzgando a los y las demás, sino más bien comprendiendo sus debilidades, tal como lo hizo Jesús con la mujer pecadora “quién este libre de pecado, lance la primera piedra”.


b) Nueva sociedad: en realidad no basta con ser una persona nueva, es necesario hacer una nueva sociedad, es necesario cambiar este sistema que excluye a las mayorías y construir una sociedad con relaciones sociales nuevas donde los más excluidos ocupen el primer lugar (Lc 6,20).


c) Moral de amor: Jesús nos enseña que en el amor se resume toda la ley y los profetas, Pablo reflexiona estas palabras diciendo: “el que ama ha cumplido toda la ley” (Rm 13, 8). Jesús nos pone de ejemplo de amor al samaritano que, se olvida de sus necesidades y compromisos, deteniéndose a socorrer al herido para salvarlo de la muerte; con esto cuestiona aquellos que con el pretexto de que tenían que cumplir la ley, rodearon y dejaron al herido abandonado (Lc 10,25-37). No es la moral de la condena y el rechazo, sino la moral del amor. La moral cristiana es amor, misericordia, justicia y solidaridad. Amar es humanizar a está sociedad deshumanizada que excluye a las grandes mayorías.


d) Moral del descernimiento: colocándonos en el contexto, a los cristianos nos toca vivir hoy en tiempo un poco diferente al que vivió Jesús y afrontar problemas nuevos y complejos los cuales ya existían en tiempo de Jesús, pero hoy día son mas profundos como por ejemplo: el consumismo, el individualismo, el aborto, las enfermedades (VIH/SIDA), migración y la irresponsabilidad en las pareja (desintegración familiar), la homosexualidad, etc. Es por eso que es necesario el discernimiento de esta realidad, reflexionar en cada situación y preguntarnos qué quiere Dios de nosotros y nosotras en este momento. No basta aplicar la ley. La moral cristiana es una moral pensada y reflexionada, en la cual cada persona y comunidad es responsable de sus decisiones, debiendo actuar guiados por la luz de la palabra de Dios y del magisterio de la Iglesia, de esa manera lograremos responder a los problemas de nuestro tiempo siempre teniendo en cuenta lo más importante de está moral, EL AMOR.

e) Moral profética: la moral cristiana es una moral que denuncia todo pecado e injusticia que oprime causando muerte y dolor en los seres humanos, pero por otro lado anuncia las maravillas y bondades del Reino de Dios y construye una sociedad basada en esos valores de vida, solidaridad, justicia, dignidad, y libertad. La moral cristiana no busca solo personas nuevas, sino también una liberación social. Como dice Medellín: mujeres y hombres nuevos para un continente nuevo (Medellín, justicia, 3).

Estas cinco características de la moral cristiana nos pueden ayudar para responder de una mejor manera a los problemas de nuestro tiempo y dar respuesta de acuerdo con los principios del Reino de Dios, construyendo una sociedad humanizada digna de llamarnos creación de Dios y sentirnos hijas e hijos de él.