de San Antonio
   Paseo Cuéllar 10-18. 50006 ZARAGOZA dirmensajero@teleline.es

 

 

IMPORTANCIA DE LA MURMURACION

 

Una vez una mujer fue a confesarse con San Felipe Neri acusándose de haber hablado mal de algunas personas. El santo la absolvió, pero le puso una extraña penitencia. Le dijo que fuera a casa, tomara una gallina y volviera donde él, desplumándola poco a poco a lo largo del camino.  Cuando estuvo de nuevo ante él, le dijo:
 -"Ahora vuelve a casa y recoge una por una las plumas que has dejado caer cuando venías hacia aquí".
 La mujer le mostró la imposibilidad: el viento las había dispersado. Ahí es donde quería llegar San Felipe. Le dijo:
 

 -"Ya ves que es imposible recoger las plumas una vez que se las ha llevado el viento, igual que es imposible retirar murmuraciones y calumnias una vez que han salido de la boca".